Norte y Sur -Elizabeth Gaskell-

Durante varias millas antes de llegar a Milton, observaban una espesa nube plomiza suspendida sobre el horizonte en dirección a la ciudad […] Más cerca de la ciudad, el aire olía y sabía ligeramente a humo […] Fueron llevados velozmente por calles largas, estrechas y feas flanqueadas por casas similares, todas pequeñas y de ladrillo. Aquí y allí se erguía una fábrica rectangular con muchas ventanas, como una gallina entre sus polluelos, exhalando humo negro”.

¿Puedo decir que me ha encantado elevado a infinito y quedarme tan pancha?

IMG_20170725_112308_568Elizabeth Gaskell me ha conquistado completamente con esta novela. De la autora había leído Cranford y me gustó muchísimo, pero es que Norte y Sur es…EL LIBRO, así, en mayúsculas y con letrero luminoso. Vamos, que mi primera lectura del #Tochogate2017 no ha podido ser más espectacular.

Aviso que no será lo último de Gaskell que veáis por aquí, mi ansia por leer todo lo que ha escrito esta mujer se ha elevado a límites estratosféricos. Desde que terminé la novela tengo una sonrisa de boba tremenda, por la historia, por los personajes, por lo magníficamente escrita que está…En fin que podría seguir fangirleando en modo bucle pero esto sería eterno, así que, mejor, me centro.

¿Sabías que…? 

La novela se publicó inicialmente por entregas en la revista Household Words dirigida por Charles Dickens, a lo largo de 22 semanas, desde el 2 de septiembre de 1854 al 27 de enero de 1855.

dickens1

¿Qué vais a encontrar en Norte y Sur?

Bien nuestra historia comienza cuando La familia Hale se muda de Helstone, un pequeño pueblecito inglés todo bucólico y precioso, a  Milton-Northern (Manchester), una ciudad industrial en pleno auge. Os podéis imaginar el choque, no sólo ambiental sino cultural y social que va a vivir nuestra protagonista, siendo este, uno de los puntos fuertes de la novela.

El marco histórico se centra en La Revolución Industrial. Elizabeth Gaskell utiliza un conflicto real para darle base a su novela. La crítica social al momento es brutal, mientras unos alababan ciegamente los avances tecnológicos que llevaron a las fábricas a aumentar su producción, obteniendo así un aumento en los beneficios  para sus propietarios, Gaskell deja claro que no todos ganaban.

El trabajo aumentó, sí, pero la sobreexplotación de la clase trabajadora, las condiciones poco saludables en las que vivían y los sueldos bajos, no contribuyó a que los obreros mejoraran su situación vital.

4

En cierto modo me recuerda un poco a La Tribuna de Emilia Pardo Bazán (1883), obviamente son diferentes en cuanto al tono, sus protagonistas, ambientación, estructura y demás, pero ambas reivindican lo mismo, derechos laborales y mayor igualdad.

Las dos posiciones enfrentadas, patrones-obreros, están representadas por el Señor Thornton,  el dueño de una fábrica textil en Marlborough Street.  Este personaje es el típico adicto al trabajo,  un hombre que se ha hecho así mismo, intransigente, rudo y acostumbrado a imponer su voluntad. En el fondo, tiene su corazoncito, escondido, pero lo tiene.

revolucion_industrial01Frente a él,  está Nicholas Higgins, trabajador en una de las fábricas de Milton y sindicalista. Es uno de mis personajes favoritos, precisamente por la coherencia que demuestra. A pesar de las dificultades por las que pasa y la lucha incansable por sacar adelante a sus dos hijas,  no duda en criticar sus propias ideas cuando no le parecen justas.

Entre ellos, nuestra protagonista, Margaret Hale, hará las veces de mediadora, será esa voz en off que, mientras intenta entender a esos dos “bandos”, tan desconocidos para ella, dará las pautas para llegar al entendimiento.

Margaret es una delicia de personaje. Una mujer inquieta, curiosa e inteligente que tiene una evolución brutal a lo largo de la novela. Es un símbolo de independencia y libertad individual, empatía y justicia, quiero creer que el personaje refleja parte del carácter de la propia Gaskell, al menos, eso me parece tras leer ciertas notas sobre la autora.

El humor victoriano, un clásico Gaskell:

Desde el principio la novela iba a llamarse <<Margaret Hale>>, pero Dickens rechazó el título y sugirió Norte y Sur. Elizabeth Gaskell irónicamente le sugirió otro,  <<Muerte y variaciones>> en referencia, por un lado a cantidad de muertes que aparecen en el libro y, por otra, presumiblemente, a los cambios que se habían producido, -porque Dickens la obligó-, en el proceso de escritura.

 

Otro de los temas recurrentes, es la tolerancia y el respeto, ideas que se muestran en la convivencia entre distintas religiones. El padre de Margaret, el Señor Hale, se convierte al unitarismo, por eso, deben abandonar Helstone. Margaret y su madre son anglicanas; su hermano Frederick, católico; Higgins es ateo y su hija Bessy, metodista; mientras que la familia Thornton no especifica credo alguno.  

A pesar de todo este popurrí de ideologías, los personajes debaten entre ellos con respeto, no intentan tener razón unos sobre otros o imponer sus ideas. Desde mi punto de vista, este intercambio sano de opiniones, los enriquece y contribuye a romper los prejuicios de los que hablaba inicialmente.

440px-Blackfriars_wooden_bridge_manchester

Un poquito de Historia:

“La Iglesia de Inglaterra había sido el resultado de la ruptura con la Iglesia Católica en 1534 durante el reinado de Enrique VIII. En 1662 con la Restauración de la monarquía y de la Iglesia anglicana tras el período de la República (1649-1660) se promulgó la Ley de Uniformidad, la cual exigía un juramento de adhesión a un libro de oración común para desempeñar cualquier cargo dentro de la Iglesia y el Gobierno. Dos mil pastores se negaron a llevarlo a cabo por no estar de acuerdo con los principios religiosos que contenía. Por ello, fueron expulsados de la Iglesia anglicana”.

Entre todo este ambiente convulso también hay espacio para el amor, ¿o pensabais que Gaskell iba a perder la oportunidad de introducir un buen salseo victoriano? 

La relación entre Margaret y el Señor Thornton es igual de tensa que el ambiente en las fábricas.  Se llevan como el perro y el gato desde el principio. Primero porque Margaret es la viva imagen de la independencia, no tiene miedo a opinar libremente, aun sabiendo que va a generar conflicto o que puede no caer bien. Mientras que John Thornton es una persona muy cuadriculada y seria,  más de la mitad del libro se lo pasa con el ceño fruncido, pobre…

También son normales sus reacciones, son caracteres totalmente contrapuestos y bastante vehementes con la defensa de sus ideas, lo que no quiere decir que sean incompatibles y… hasta aquí puedo leer. (Por cierto, Richard Armitage interpretando a Thornton, ¡lo clava!)

descargaEn definitiva, el mensaje de Elizabeth Gaskell en Norte y Sur, es claro, lo que en un principio era intransigencia e intolerancia se va convirtiendo poco a poco en empatía y respeto. Y es que ponerse en los zapatos del opuesto hace que los prejuicios desaparezcan, dejando abierta la puerta al entendimiento y la cooperación mutua.

¿No os parece una cura de humildad tremenda? Todos y cada uno de los personajes, aprenden unos de otros y dan una lección al lector. (Tal y como está el mundo, no me faltan ganas de enviar ejemplares del libro a ver si toman ejemplo algunos que yo me sé).

Aún estoy tan extasiada por su lectura, que me ha resultado complicadísimo hablar de él y al mismo tiempo me pasaría horas comentando lo maravillosa que es esta novela.

Solo puedo decir que estoy convencida, este libro os va a gustar independientemente de vuestras preferencias lectoras. ¡Leedlo! Historia, crítica social, drama (en su justa medida), amor, humor… Venga, no me digáis que no es para todos los gustos.

Sé que algunas personas tienen ciertas reticencias con los clásicos, pero este es uno que ni siquiera lo parece, incluso me atrevo a decir que es más asequible que comenzar por Jane Austen, y digo esto, siendo muy fan de Jane.

 

Si con todo esto que os he contado, seguís dudando, os reto a ver la miniserie que hizo la BBC en 2004, una absoluta maravilla. Imposible verla y no querer leer el libro después, es de esos casos extraños en los que la adaptación consigue aumentar tu hype lector. De hecho a mí me pasó.

Fue tal mi flechazo con la miniserie, que acabó convirtiéndose en uno de mis period drama favoritos.  Que por si no lo sabíais, recibió el premio a la mejor producción dramática del año con casi la mitad de todos los votos de los espectadores.

Y si habéis llegado hasta aquí y aún necesitáis un empujón extra, os dejo el enlace de Magrat donde habla de Elizabeth Gaskell y, su ya clásico, << ¿por dónde empezar?>>, después de verla, no tendréis escapatoria, ni excusa, Norte y Sur os atrapará completamente.