Mujercitas – Louisa May Alcott-

Mujercitas, es uno de mis libros favoritos y aunque tengo un ejemplar muy especial de cuando era niña, tenía unas ganas locas de tener justo esta edición: sin censura, con la magnífica traducción de Gloria Méndez, el prólogo de mi queridísima Patti Smith y tres ensayos acerca de la situación de la mujer en la época que ayudan a comprender el contexto histórico en el que se desarrolla la novela.

Una historia entrañable y especial donde las protagonistas absolutas son mujeres. Cada una con sus propios intereses, deseos y aspiraciones, todas válidas.

Esto es algo que muestra muy bien la adaptación de Greta Gerwig. Para mí, hay dos escenas memorables; la primera, el magistral monólogo de Jo March con el que no puedo evitar emocionarme; la segunda, es en la que Meg le dice a Jo: el hecho de que mis sueños sean diferentes a los tuyos no los hace menos importantes”, y esa, queridas, es la esencia de esta historia: representar la multitud de intereses que tenemos las mujeres, de respeto, empatía y sororidad. De no menospreciar vidas ajenas solo porque no coinciden con la nuestra. Y de darnos cuenta que se puede querer amor, maternidad, crecer profesionalmente, o no hacerlo y no hay nada malo en ello, -otra cosa es que de manera externa nos entorpezcan nuestras aspiraciones o nos hagan creer que es incompatible una cosa con otra, pero ese es otro tema-. Que en 1868 existiera un libro así, con mujeres tan distintas, con virtudes y defectos, aprendiendo unas de otras, decidiendo sus propios destinos, es un mensaje poderosísimo que deberíamos recordar en cualquier época.

Por supuesto, también hay lugar para peleas y discusiones -como en cualquier familia-, y no pasa nada, aunque en la actualidad nos cueste entender que los errores también puedan perdonarse. Sé que Amy es un personaje controvertido, no es perfecta, pero es que Jo tampoco lo es; Y sinceramente, no creo conocer a nadie que cumpla con ese nivel de perfección que muchas veces exigimos. Por eso, me gusta tanto la mirada de Greta en la nueva adaptación; ha sabido hacerle justicia a Amy, nos da su punto de vista de una manera que nos ayuda a entenderla, aunque no compartamos sus formas.

Obviamente, como en toda lectura, hay cosas que no comparto, pero eso no me impide disfrutar de esta historia. Estoy convencida que, si Louisa hubiera escrito el libro de otra manera, no lo habrían publicado, teniendo en cuenta que ya le censuraron buena parte del mismo, y nos hubiéramos perdido un libro icónico que, siglos después, sigue siendo una inspiración para muchas.

Por supuesto, esta es mi particular visión de Mujercitas, puede no coincidir con la vuestra. Es un libro al que tengo muchísimo cariño y aunque siempre me identifiqué más con Jo, por su perseverancia y espíritu de lucha; por querer serlo todo y creer que un modo de vida fuera de las tradiciones y estereotipos es posible, también creo que podemos dejar de etiquetarnos en un modelo y querer un poquito de la bondad de Meg, la inocencia de Beth, la comprensión de Marmie, la mala leche de Amy o la impertinencia de la Tía March, ¿y no es eso lo bonito, saber que en el mundo hay espacio para todas?


7 respuestas a “Mujercitas – Louisa May Alcott-

  1. ¡Ay, necesito esta edición en mi vida! Hace poco releí las dos primeras novelas que creo que están incluidas en este libro, en una edición muy bonita de El Molino, pero que tiene la segunda parte machacada, triturada y pasada por batidora… Con decirte que hay capítulos que faltan, y entre ellos están las discusiones sobre literatura entre Jo y Bhaer! Ah, y Bhaer es francés en esta versión! Que es alsaciano, vale, pero en aquella época era alemán!!! No sé, me indignó mucho y me dejó una sensación muy agridulce… Así que tomo nota de Lumen y estos textos que comentas porque tengo que volver a ella en condiciones más placenteras, que también fue una de esas lecturas que marcaron mi juventud. 🙂 ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola Sonia!
      Esta es la EDICIÓN con mayúsculas, de verdad es que no tiene nada que ver con otras que he leído que son más versiones adaptadas y censuradas. Aquí incluye lo que los editores recortaron y los ensayos que complementan toda la novela , algo básico sobre todo para entender a Alcott mucho mejor. Y tiene unas ilustraciones preciosas, además.
      He tenido que esperar varios meses porque el libro se agotó antes de Navidad, pero mira, merece la pena, de verdad y calidad precio, ¡estupendos!
      Ya me contarás si finalmente te la compras, la lectura seguro que vas a disfrutarla mucho más 🙂
      Mujercitas es un clásico atemporal muy entrañable, la verdad…de esos a los que vuelves con una sonrisa.
      ¡Un abrazo Sonia!

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola…
    Lidia me habló de esta edición cuando publiqué “Libros y sostenibilidad”. Y después lo vi en tu IG y me enamoré de esa portada, pero es que ahora además me atrae muchísimo los tres ensayos sobre la situación de la mujer en la época. Total que me has creado una necesidad, y como no tengo ningún ejemplar en casa, puede que caiga.
    Como siempre, me encanta como cuentas todo. Amor total.
    También has puesto imágenes de la película que estrenaron hace poco, y me pongo a pensar y, si bien he visto fragmentos de otras películas de Mujercitas, nunca la he visto entera. Así que tengo trabajo amontonado: libro y cualquiera de las películas.
    Un beso grande y ¡tienes que decir por las redes cuando publicas!.Aunque sea sutilmente…

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola bonita!
      Te lo dije ayer pero hoy lo repito, ¡muchísimas gracias por visitar mi rinconcito y dejarme comentarios tan preciosos!
      Esta es la Edición que hay que tener si se quiere disfrutar de Mujercitas. Es que además de todo lo que he contado, vienen ciertas aclaraciones tanto para lectoras adultas como peques, tiene ilustraciones preciosas…en fin uno de esos libros que es una joya en las estanterías.
      Creo que la película de Greta te gustará mucho, ha sabido mantener el pulso muy bien entre lo clásico y esa mirada moderna, sin alterar absolutamente nada de la historia original. Le ha dado una mirada menos paternalista y condescendiente -en mi opinión-, que sí tienen otras adaptaciones. Si la ves espero que la disfrutes mucho y por supuesto ¡tenemos que comentarla! ^^
      ¡un besote enorme!

      Me gusta

  3. Me ha gustado mucho esta entrada por varios motivos: confirmar que tengo que comprar la edición de Lumen (leí la edición de Penguin que tenían en la biblioteca digital y sé que merece la pena invertir en la edición que nos enseñas) y tu mención a la película de 2019.
    Yo fui a verla el 05 de enero, me acuerdo de la fecha porque mientras el resto del mundo salía a las cabalgatas de Reyes yo me dejé enamorar por la película de Greta. He visto todas las adaptaciones anteriores pero creo que solo ésta última le hace justicia: a Louisa M. Alcott, a la época en la que se publicó, a Amy, a esa Jo que no quería casarse…
    El otro día me entristecía leyendo una opinión que decía que ni le había gustado el libro ni le parecía que fuera un libro que debían leer las niñas. Quise dejarle un comentario con una única palabra: contexto. No lo hice porque estoy decidida a elegir bien qué batallas quiero luchar en las redes sociales y esta no es una de ellas.
    Para mí es un clásico que hay que leer sí o sí, al que hay que perdonarle su moralina y casi su discurso pro belicista, porque todo hay que verlo en su justo contexto. Gracias a Greta que ha sabido darle una vuelta de tuerca.
    Me ha encantado leer tus reflexiones sobre libro y película. Y pensar que sí, que sería bueno que en este mundo hubiera sitio para todas.
    Un beso fuerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola Lidi!
      creo que ambas nos quedamos perplejas ante semejante resumen lector de este clásico, en fin, contexto, sentido común y menos prejuicios.
      A mí me da mucha rabia que se menosprecien las historias donde se respiran ciertos valores, como el respeto, el perdón, la empatía, la bondad (tan rara de encontrar últimamente) creo que este libro tiene varias de las escenas familiares más bonitas y entrañables de la literatura, y cuando se la tacha de naif o de poco creíble o se intenta hacer burla de eso…en fin…dice bastante de las personas.
      Obviamente tiene cosas que no compartes, pero no hay que olvidar que aún con todo la autora era abolicionista y sufragista, y eso lo reflejó en sus obras aunque estuviera más velado su discurso que ahora, como es lógico ya que de otra manera no le habrían publicado nada.

      Como le decía a M. Ángeles, esta es la edición que hay que tener, de hecho en calidad-precio está estupendo, me sorprendí porque realmente pensaba que iba a ser más caro. Para lo completa que es y los complementos que aporta, me parece la oportunidad perfecta para hacerte con una edición.

      ¡Muchísimas gracias Lidi por la visita y tus palabras que siempre me aportan tanto!
      Si finalmente consigues la edición, ya me contarás que te parece la revisión 😉
      Y sí, ojalá en este mundo dejaran de repartir etiquetas y nos dejaran ser como nos dé la gana.
      ¡Un besote enorme!

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.