Uno de mis hijos-Anna Katharine Green-

Que soy fan absoluta de las novelas de misterio, de investigación, detectivescas…o como queráis llamarlas, es un hecho.

Crecí viendo reposiciones de Se ha escrito un crimen y Sherlock Holmes , por no hablar de la etapa de obsesión lectora con Agatha Christie por la que pasé, y si además, tenemos en cuenta el post de hace algunas semanas, Series que marcaron mi adolescencia, donde Verónica Mars se colocaba entre las primeras en lista,  era imposible que, con este curriculum, el género  pasara desapercibido.

Anna-Katherine-GreenDesde que vi, en una de mis librerías favoritas, la colección Misterios de Época de la editorial  dÉpoca, sabía que no iba a poder resistirme a estos libros.

Uno de mis hijos, de Anna Katharine Green (1846-1935), fue el que me llevé a casa, y he de deciros que ha sido todo un descubrimiento.

La autora, está considerada una pionera dentro de este género literario, no sólo por los numerosos libros de detectives que escribió, haciéndose muy famosa en su época por ello – Conan Doyle o Wilkie Collins fueron admiradores de sus libros- , sino también por ser la primera escritora en crear al característico personaje femenino, independiente, fuerte y “entrometido” (para algunos) que solemos ver en las novelas de detectives; Presenta, así a dos de sus investigadoras más famosas, Violet Strange y Amelia Butterworth, sirviendo de inspiración para el personaje de Miss Marple de la ya archiconocida Agatha Christie.

cubierta_Uno de mis hijos- 338-236mm-definitiva.indd

La Novela Negra Clásica por excelencia,  es lo que vais a encontrar en Uno de mis hijos.  En este caso, nuestro protagonista es el joven abogado Arthur Outhwaite. Él nos va contando la historia, hablando directamente con el lector, recurso, éste, muy bueno para introducirnos  de manera inmediata en la investigación.

Quien es seguidor del género, no se va a encontrar nada nuevo, es decir, en estas novelas, sobre todo las clásicas, el argumento es sencillo: Un asesinato, una investigación y un caso resuelto con el asesino o asesina entre rejas. Pero más allá de los clichés típicos, la manera de narrar de Green es lo que nos sorprende.

El estilo de la autora es diferente al de Agatha Christie o Conan Doyle, se nota sobre todo en el tono en el que está escrita la novela. Aquí no nos vamos a encontrar ese tono pícaro, sarcástico o irónico propio de  Poirot, Marple o  Sherlock , algo que se echa de menos si eres fan de ellos; Sin embargo, hay otros protagonistas que aportan su toque personal, y estilo propio, como es el caso del detective Sweetwater, más parecido al clásico investigador que todos conocemos.

new-york-city-1875-granger

En cuanto a la ambientación, está muy bien descrita,  ya en la primera página te sitúas en el ambiente Neoyorkino de la época, intrigas familiares, callejuelas oscuras, lluvia constante, barrios peligrosos, convencionalismos sociales… Desde el minuto uno, el misterio sobre el asesinato del Señor Gillespie te atrapa, y no sé vosotros pero yo, cuando me pongo a leer novela negra, estoy en modo Jessica Fletcher total, haciendo casi una investigación paralela al libro (no me juzguéis). jessica-fletcher-1

Y es que, no puedo negarlo, disfruto como una enana con este género, me hace conectar muchísimo con la lectura, los giros inesperados, la forma de ir encajando las piezas, descubrir nuevas pistas…estos detalles, son los que valoro más en este tipo de libros, esa capacidad que tienen para aislarte y meterte totalmente en la historia, son fundamentales para que funcione, y Anna K. Green lo hace de maravilla.

Sí que es cierto, que algún capítulo me pareció un poco lento, y reconozco que a nuestro querido Outhwaite he llegado a cogerle un poquito de tirria, (es que hay momentos que parecía una peonza, mareando la perdiz sin llegar a nada), pero sinceramente, salvo pequeños detalles sin mucha relevancia (que no voy a contar porque sería spoiler), me ha encantado pasarme unos días envuelta en esta Historia.

uno-de-mis-hijos-ilustracion
Ilustración interior del libro.

Tengo que decir que la edición de la editorial dÉpoca  es una auténtica maravilla, está cuidada al mínimo detalle,  con ilustraciones en el interior, pies de página con  referencias a lugares reales de la época, aclarando expresiones clásicas, traducción inmejorable… Sinceramente, De Diez!

Un libro totalmente recomendado para entretenerse o complementar con otras lecturas más densas.

Por mi parte, ya está apuntado  en mi lista el próximo ejemplar de la colección, porque tengo muchísimas ganas de conocer a las investigadoras Strange y Butterworth, estoy segura que no me dejarán indiferente!

PD: como en cada reseña, os dejo mi banda sonora particular, en esta ocasión el Disco “Old Ideas” de Leonard Cohen

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s